Este cuento trata de nuestro niño interior e ilustra la expresión popular ¨del susto, se me salió el alma del cuerpo¨.

Espiritualmente, se cree que en momentos de emociones muy fuertes, más allá de lo que el niño, adolescente o adulto pueda manejar, una parte del alma se separa del cuerpo para encontrar equilibrio.

Estéfano emprende la aventura de rescatar esa parte de su alma que se quedó atrapada en un recuerdo, para recuperar su niño interior.

El libro resalta la importancia de validar las emociones en los niños y de ofrecer el acompañamiento necesario parar sanar sus heridas emocionales tempranas.

El desarrollo de la historia ofrece a los pequeños herramientas de introspección, que les permiten conectarse con su niño interior, aun siendo niños.

El relato está inspirado en testimonios de la vida real en los que niños y adultos se han rescatado a sí mismos, como parte de un proceso de terapia emocional.

Todos hemos vivido momentos en los cuales es preciso un rescate.

¿Ya te rescataste?